Pixabay

 

 

Post elaborado en su integridad  por Noelia Herrero – Profesional en Marketing Digital, actual responsable SEO en ISDIN “Love your skin” Compañía Farmaceútica Internacional.

Perfil Profesional LinkedIn – Noelia Herrero

 

 

La tarea de un SEO no es moco de pavo. Son muchas horas las que un buen SEO dedica a su trabajo, y de hecho puede ser perfectamente un trabajo a tiempo completo. Para todos aquellos que aún no os dediquéis a esto por completo, hoy vamos a detallar el proceso que todo buen SEO debería seguir, paso a paso.No digo que esto sea una máxima (de hecho no creo que nada lo sea, y espero vuestras aportaciones), pero sí que puede seros de utilidad para facilitaros el trabajo al seguir un esquema.

El proceso que todo buen SEO debería seguir

 

1. Búsqueda y análisis

Lo primero que haremos será buscar a nuestros posibles clientes, en qué medios se encuentran, cómo vamos a llegar a ellos (a través de qué canal, de qué manera, con qué mensaje y tono, etc)… y lo mismo haremos con nuestra competencia.

De esta manera tendremos una visión amplia de nuestra situación inicial (esto vale tanto para antes de crear un blog como incluso antes de hacer un post o publicación). Lo suyo es mirar más allá de nuestras propias narices de entrada.

 

2. Identificar oportunidades de palabras clave

Ahora buscaremos cuáles son las frases o palabras clave más comunes que describen nuestra actividad.

Podemos preguntar a posibles usuarios cómo nos buscarían para llegar a saber cuáles son las búsquedas a través de las cuales nuestra audiencia llega a nuestra web. Primero pensaremos cómo buscamos nosotros mismos, y luego preguntaremos a los usuarios por sus búsquedas. De estas búsquedas, hay que determinar cuáles son las palabras clave realmente relevantes que nos ayudarán a posicionarnos en el primer resultado de Google.

Primero buscaremos la palabra clave principal (o palabras si nos dedicamos al longtail), luego las secundarias, y cuando las tengamos claras las incluiremos en nuestro contenido (título del blog, contenido, descripciones, etc.).

Para determinar cuáles son las relevantes, podemos utilizar herramientas como Google Trends, Google Ads (creando una campaña falsa y jugando con las palabras clave y sus resultados y sugerencias), Keyword Tool o SemRush. De hecho, incluso el simple autocompletar de google puede darnos algunas pistas.

 

3. Backend

Una vez escogidas nuestras palabras clave, nos dedicaremos a completar los aspectos relacionados con el backend de nuestra página, como por ejemplo los títulos de página, etiquetas, descripciones, alt en imágenes…

Todo esto dará calidad a nuestra página, ayudará a su posicionamiento orgánico natural y será un punto a favor de la usabilidad y accesibilidad de nuestro sitio. Por ejemplo, la etiqueta alt de una imagen servirá para que un lector de pantalla reconozca qué es esa imagen, y un usuario con problemas de visión pueda “leer” esa imagen.

Si no sabes cómo cambiar estos parámetros manualmente y tienes un blog o página en WordPress, puedes utilizar algún plugin como el de Yoast que te permitirá configurarlos en un pis pas.

 

4. Frontend (SEO on page puro y duro)

Ahora toca lo que, según lo veo yo, es lo más importante de todo el SEO que puedas hacer, y lo que más te va a servir: el contenido. A fin de cuentas, es lo que va a hacer que el usuario se quede o no en tu página.

Es muy importante que cuides el contenido de tu página o blog teniendo en cuenta quién eres, a quién quieres dirigirte, y cómo vas a hacerlo. Ofrece contenidos de calidad, y las visitas vendrán solas. Aburre a tu público, y tu página morirá. Tú no eres nadie sin tu comunidad, son los usuarios quienes te dan autoridad (eso que algunos enteradillos en este sector llaman ethos).

Además, este contenido tiene que estar bien implementado, con un buen diseño que sea atractivo y llame la atención del usuario.

 

5. Velocidad y rendimiento del sitio

Éste es otro de los aspectos que Google tiene en cuenta a la hora de indexar tu sitio, la velocidad y su rendimiento. Esto es, por ejemplo, el tiempo que tarda en cargar una página, el tiempo de respuesta del servidor…

Si quieres medirlos, la opción más fácil es verlo en Google Analytics, aunque si tienes un WordPress también puedes usar algún plugin, como por ejemplo el de W3 Total Cache.

 

6. Difusión de contenidos

Una vez optimizada la página, hay que moverla. Puedes tener perfiles en varias redes sociales para compartirla, participar en debates grupos de discusión, interactuar con tu comunidad… De esta forma, conseguirás viralizar tus contenidos de una manera más fácil y rápida (además de que tu sitio crecerá).

Otra manera de conseguir estas visitas es a través del linkbuilding, consiguiendo que blogs o páginas con más autoridad (page Rank) que la tuya te enlacen.

Si esto no te funciona, o no te gusta, siempre te queda tirar por la opción de pago (SEM), como Google Ads, Facebook Ads o LinkedIn Ads, pero como este post es sobre SEO, me lo salto.

 

7. Medir los resultados

Éste debería ser el “último” paso de todo lo que hagas, siempre. Piensa que hagas lo que hagas, vas a tener que ver si lo que has hecho te ha funcionado o no, tomar nota, y aplicar los cambios que consideres necesarios en tus próximas actuaciones.

 

¿Te ha sido útil este post? ¿Añadirías algún punto? ¡Ayúdame a ayudarte!

Noelia Herrero
Head of SEO at ISDIN | + posts

Noelia Herrero es profesional en Marketing Digital. Head of SEO & Search en ISDIN. Teacher & Speaker. Consultora Especialista y Estrategia en Marketing Digital.

Noelia también nos brindó una entrevista exclusiva en el 2015 como Estudiante y Blogger en Marketing Digital.

By Noelia Herrero

Noelia Herrero es profesional en Marketing Digital. Head of SEO & Search en ISDIN. Teacher & Speaker. Consultora Especialista y Estrategia en Marketing Digital.

Noelia también nos brindó una entrevista exclusiva en el 2015 como Estudiante y Blogger en Marketing Digital.