Literatura a Ritmo de Rock con Jesús Carnerero

 

“Leer y vivir con los ojos y el corazón bien abierto, es todo lo que hay que hacer para después tener cosas que decir”

“Kindle es una ventana enorme que enlaza gente de todo el mundo, autores y lectores, ofreciendo literatura notable”

“Hagas lo que hagas, hazlo con el alma, desde las tripas, hazlo de verdad, porque lo sientes y porque no puedes evitar hacerlo, porque tienes que hacerlo”

******************************

Perseverancia para ayudar al talento que llevas dentro, constancia para mantenerte firme en lo que haces , eso es lo que  nos enseña nuestro invitado de hoy.

Muchos tenemos sueños pero hay que perseguirlos haciendo, y si es algo que en verdad amamos no será difícil sino apasionante.

Nos complace presentar a un joven literato – escritor  Jesús Carnerero desde Extremadura – España , quien no solo nos ha dejado sorprendidos de sus excelentes obras sino también como ser parte de la Generación Kindle ,la de los escritores 2.0 ha permitido que su genialidad traspase fronteras.

 

 

1.- Seas Bienvenido Jesús, antes que nada cuéntanos un poco de ti, vuestra ciudad,vuestros hobbies y vuestra pasión ser escritor, como es que vas consolidándote como tal?

– Nací en 1984 en Badajoz, Extremadura (España), pero vivo y he vivido siempre en un pueblo que se llama San Vicente de Alcántara, con menos de 6000 habitantes, muy tranquilo, con mucha naturaleza, un espacio ideal para inspirarse y vivir, que es para lo que estoy luchando ahora, para lograr estabilidad y progreso y no tener que dejar mi tierra, algo que ya hice a los 22, periodo que duró 8 años, periodo en el que residí en Málaga, Cáceres y Salamanca.

Mis aficiones son el cine y las series, la música, leer y escribir, estar tranquilo, los paseos por el campo con mi perro, estar con mi gente, etc. Nada del otro mundo.

Llevo escribiendo con mayor o menor regularidad la mitad de mi vida, desde la adolescencia, y ya desde el principio sentía que escribir era una necesidad, el mejor método para paliar un poco mi timidez, darle rienda suelta a la imaginación, y vivir otras vidas, quizá mejores, siempre distintas.

Desde hace 3 años me dedico íntegramente a la escritura, medio por la fuerza, dado que el mercado laboral en España está como está, y medio por voluntad, ya que me gustaría ser escritor y vivir de ello, si bien el salto de publicar y de “darme a conocer” lo di en octubre del pasado año 2014. Como lucho por ser prolífico, en este tiempo ya he sacado tres novelas y no paro de moverme para ganar promoción y lectores. Así que aún estoy en proceso de consolidarme, algo que no sé si conseguiré. Por luchar que no sea, vivo por y para conseguirlo, trabajando mucho, moviéndome mucho, dedicándole todo el tiempo y más.

 

 

Jesús Carnerero en PerúMira2.- Al momento des escribir ¿que siente un escritor?¿se preocupa del contenido?¿escribe lo que se le viene a la mente? Cómo percibes el ser un escritor desde tu punto de vista?

– Siempre digo que si no me dedicase a escribir, podría ser cualquier otra cosa, podría tener casi cualquier otra profesión, pero sería mediocre. Lo cual no quita que también lo sea escribiendo, pero me refiero a una mediocridad diferente, siendo infeliz con lo que se hace y además sabiéndolo y sabiendo también cuál es la solución a ese sentimiento. Prefiero fracasar haciendo lo que de verdad me gusta, lo que más me gusta. Tampoco creo que ahí afuera me esté esperando un trabajo ideal con el que ganar muchísimo dinero. Estudié Producción Audiovisual y siempre he estado escuchando que ese sector va, como poco, regular, se cobra regular y se trabaja bastante. No reniego de esa posibilidad, ni de ninguna otra; es más, tengo asimilado que tarde o temprano, si la suerte no me sonríe en la escritura, deberé buscarme cualquier otro trabajo. Otra cosa es que vaya a llenarme y a estar a gusto.

No puedo evitar que todo lo que me rodea me afecte y sienta que tengo que trasladarlo al papel; en este país además llevamos una época en la que resulta complicado que los acontecimientos no te impliquen de alguna forma, vivas donde vivas y tengas la edad que tengas. Si eres joven la cosa te toca sí o sí, aunque te esfuerces en mirar hacia otro lado. Me molestaba no tomar partido ejerciendo mi labor, aunque no sea algo visible o lo sea muy discretamente, pero de todas formas yo ya vivía de acorde a mis ideas y mis principios, por más que luego a lo mejor no lo demostrase a la hora de escribir. Bastante jodido es ya renunciar a todo lo que hay que renunciar para tratar de hacerse un hueco en esto de la escritura independiente, como también lo es vivir acorde a tus ideas, como para encima tener que ir por ahí dando lecciones a nadie. Lo único que me vale es no traicionarme a mí mismo, que ya es bastante difícil, repito, no pretendo ni aleccionar ni dar consejos. Últimamente procuro mojarme más y más que lo haré, ya que estoy preparando una nueva historia que ojalá pueda retratar lo que he sentido, y como yo tantas personas de mi generación, y también mayores, porque el sentimiento de que nos han estafado ha sido prácticamente generalizado, durante estos años de crisis, cómo hemos dejado de creer en lo que nos vendían y cómo nos tenemos que enfrentar a esa situación de desengaño, incertidumbre y hasta de desarraigo, cuando debemos marcharnos a la fuerza de nuestro propio hogar.

Así que la principal inspiración es todo lo que sucede a mi alrededor, por nimio que sea; creo que tengo mucha imaginación, pero lo más normal, lógico y hasta sensato, es echar un vistazo alrededor, hacer balance y criba, tirar de la imaginación y decidir sobre qué aspecto de tu vida quieres escribir. En mi caso, mi primera novela, “Un lobo como yo”, no es más que una lucha personal contra mis miedos en un momento en el que sentía que no tenía ni energía ni ánimo para luchar contra ellos ni contra nada, considerándome un cobarde cuando más valiente debía ser. Que luego esté ambientada en una ciudad ficticia, aunque muy americana, y en medio de una organización criminal, es donde entra en juego la imaginación. Podría haber sido un barco pirata, por ejemplo, o contar esa vivencia sin enmarcarla en nada, contarla sin más, narrar cómo me enfrenté a esos fantasmas personales como haría un libro de autoayuda, pero me decanté por hacerlo de otra forma, tirando de un género como es el negro o policíaco, que me gusta y en el que me siento cómodo. Con esto te contesto también a lo de preocuparse por el contenido, porque sí preocupa y mucho; en cada historia cuento algo distinto, procuro hacerlo de manera distinta, sin abandonar mi esencia, pero investigando mis propios límites, adentrándome en terrenos diferentes para ver qué puedo hacer y qué sale tirando de aquí y de allá. Y mal o bien creo haberlo conseguido; tengo tres publicaciones y las tres son muy diferentes entre sí. Desde luego, nada me gustaría más que alguien las leyese todas y me dijese que ha sabido encontrarme en todas, que tengo algo un estilo propio. Eso sería un gran paso, un paso enorme.

 

 

3.- ¿Qué cualidades debe tener un buen escritor? y ¿Qué herramientas deben utilizar los actuales escritores para aprender, perfeccionarse y saber escribir (saber llegar a los demás)?

– Soy incapaz de responder la primera pregunta. Tengo ciertas predilecciones, me gustan ciertos autores y sé por qué me gustan, pero estoy seguro que para otras personas esos mismos autores no serán de su gusto precisamente porque escriben de la forma en que escriben, y que incluso los considerarán malos, estoy casi convencido. Lo único que me atrevo a decir es que, siempre a nivel personal, no podría sentarme a escribir sin haberme empapado antes de otros escritores. Leer es fundamental, leer mucho, leer tanto cosas que te gusten como otras que no te gusten tanto, exprimir todo texto que caiga ante nosotros y sacarle tanto jugo como sea posible. A veces, cuando llevo mucho tiempo escribiendo sin tiempo para nada más, me lamento de no poder leer más, y me pregunto si no será contraproducente para mi propia obra, por humilde y minoritaria que sea ésta. Por eso suelo dedicar los meses de verano a la lectura, aprovechando que con el calor de Extremadura no puedo concentrarme tanto como me gustaría. Leer y vivir con los ojos y el corazón bien abierto, es todo lo que hay que hacer para después tener cosas que decir.

En cuanto a herramientas, es evidente que nada sería igual para escritores noveles o independientes sin las redes sociales o aplicaciones como wattpad, por ejemplo. Sin ellas yo no habría llegado hasta esta entrevista, sin ir más lejos. Sin embargo, a la hora de aprender a escribir nada es mejor que leer y escribir, leer lo que sea y tanto como se pueda, y escribir lo que sea, tanto como se pueda y donde se pueda. Hasta hace bien poco, cinco o seis años, yo no tenía ordenador, internet llegó incluso más tarde, actualmente estoy desconectado la mayor parte del día, excepto por el teléfono móvil. Es decir, que tampoco hay por qué complicarse la existencia buscando herramientas. Si sientes el impulso de escribir, vas a hacerlo donde sea. Claro que siempre existen cursos especializados, tutoriales, grandes maestros, pero nada te impide ir ya bien preparado de casa, formarte por tu cuenta. Al contrario, todo está en internet. Y en los libros antes que en la red.

 

 

4.- ¿Que obstáculos has tenido que superar para poder hacerte hoy de un espacio en el mundo literario y digital?

– Para empezar mis propios miedos, mis complejos, mis inseguridades, han sido mis principales obstáculos. Después, asuntos como mi corta experiencia manejando un ordenador, internet y todo lo que puede conllevar que alguien no sepa demasiado sobre esos temas dentro de un mundo altamente informatizado y conectado, porque ni sabía ni quería saber. Eso también me echaba para atrás al principio, pero creo que me ha adaptado más o menos bien, a mi estilo, me he quedado donde me he querido quedar, estoy al día de ciertas cosas e ignoro otras porque sé que me distraerán y me robarán tiempo. La falta de tiempo y estar obligado a desempeñar tareas que no te gustan ni te llenan también afectan mucho. Personalmente, supe verle “el lado bueno” y me saqué de la manga una novela después de unos años en los que no tenía un respiro ni para plantearme qué estaba haciendo con mi vida. De nuevo, la vida como gran musa.

De todas maneras, sigo abriéndome hueco, no estoy consolidado ni mucho menos, ni cuento con muchos lectores, no soy un escritor conocido, de hecho me cuesta llamarme a mí mismo escritor, por más que sea a lo que aspiro y lo que más deseo. Estoy en un punto, no sé si de no retorno, en el que siento que he hecho mucho en poco tiempo, lo noto sobre todo en el agotamiento crónico que padezco, por más que no sepa hacia dónde me va a llevar todo esto o si va a llevarme a alguna parte, pero del que sé bien que podría retroceder y caerme, y me daría muchísima rabia retroceder o caerme porque lo haría antes de llegar, así como también me fastidiaría no poder hacerme un hueco, por humilde y discreto que fuese, ni siquiera en la escritura independiente, de donde, por el momento, no tengo pensado moverme. Pero bueno, son cosas que pueden pasar. El esfuerzo no siempre es compensado, no siempre hay justicia. Estoy abierto a todo.

 

 

5.- ¿Qué tan importante son las plataformas sociales para un escritor?

– Sin ellas yo no estaría haciendo esta entrevista, los lectores a los que han llegado mis novelas tal vez no habrían llegado o su número sería aún menor, no habría contactado con gente maravillosa ni con excelentes autores que luchan cada día por sus obras al mismo tiempo que apoyan a que otros tiren para adelante, y ese vínculo tan sencillo y estrecho que puede facilitar cualquier red social hoy día seguiría sin existir, y sería una pena. Puede que se debiera a mi tardanza en llegar a internet, pero siempre fui muy reticente a todo lo que rodeaba a ese mundo, presumía de no tener ordenador y renegaba de ellos, pero es que sin todo eso, tal como ha evolucionado, no ya el mundo de la escritura, sino el mundo entero, me habría perdido muchas cosas. Siento que me he perdido muchas cosas, y que he llegado muy tarde a otras, pero bueno, mientras tanto no me olvidé de vivir ni estuve quieto, eso también es para tenerlo en cuenta. Como suelo decir, siempre quise escribir, pero es que estaba viviendo. Ahora vivo y escribo lo que vivo. No es fácil compaginarlo, no creas.

 

Literatura a Ritmo de Rock con Jesús Carnerero

6.- Coméntanos un poco Jesús de tus maravillosas obras,¿ como has visto el recibimiento por parte de tus lectores?    

– Mi primera novela se titula “Un lobo como yo”, y es la historia de un hombre llamado Jeff Hyman que forma parte de una banda de mafiosos casi por obligación, porque no disfruta de lo que hace ni es capaz de llevar a cabo lo que le encargan si no es emborrachándose. En definitiva, no es feliz y nada le gustaría más que romper con todo y empezar de cero, cambiar de vida. La casualidad, como ocurre tantas veces, le brindará la oportunidad perfecta para hacerlo, aunque nunca es fácil, pero es mejor quemarse intentándolo que apagarse lentamente lamentándose no haberlo intentado. Es, además de una historia con mucha carga autobiográfica, un homenaje tanto al cine negro, al de mafiosos, como a la música, al rock en particular, de hecho tanto esta obra como la segunda la englobo en algo que he dado en llamar “novela negra a ritmo de rock” dado que cada capítulo lleva el nombre de una canción de grupos clásicos como Led Zeppelin, The Ramones, Bowie, The Rolling Stones o The Clash, también de grupos nacionales como Barricada, Extremoduro y Leño, y que muchos de los personajes, así como las tramas, los ambientes y las leyendas del rock, están integradas en la historia. También es un retrato de la corrupción como vicio casi intrínseco al ser humano; en la historia aparecen varias nacionalidades a propósito, para que nadie se quede fuera y se retrate ese delito como lo que es, algo a lo que nadie, provenga de donde provenga, puede escapar con facilidad.

Mi segunda obra se llama “Algún pecado raro”, también está dentro de ese “subgénero” que he denominado “novela negra a ritmo de rock”, y su premisa es todo lo que puede acarrear tomar una decisión, las consecuencias, buenas, malas o regulares, que conlleva llevar a cabo una acción, aunque ésta sea no hacer nada. Es un homenaje a uno de mis libros favoritos, “El Conde de Montecristo”, o lo que es lo mismo, a la venganza, pero tampoco quiero desvelar demasiado. Por esa época estaba un poco obsesionado con el karma, y creo que también hay un poco de eso en la historia: haces algo y el universo te lo devuelve, a menudo con creces.

Mi última obra, la más reciente ya que apenas lleva semanas a la venta, se titula “La bruma”, y es un thriller psicológico, en el que un grupo de amigos se reúne tras la muerte de uno de ellos. Juntos descubren que están sufriendo unos extraños ataques de ceguera, además de otros achaques, lo que les llevará a indagar la razón de dicho fenómeno, que parece tener su origen en un acontecimiento de la infancia que no recuerdan, acontecimiento materializado en una vieja fotografía en la que aparecen todos junto a un niño desconocido al que nadie logra recordar.

La acogida de todas, como ya te he adelantado antes, es tibia ya que cuesta llegar a la gente siendo independiente, sin contar con editorial, agente u otras ayudas externas, salvo mi pareja, que es la dibujante y diseñador de las portadas, ahora también haciendo las veces de correctora. Si alguien me ve en Twitter es porque yo he puesto ese tweet, lo mismo en Facebook, si hago una entrevista suele ser porque la he solicitado yo personalmente de forma previa, para hacer las presentaciones pasa lo mismo, etc. Así, se agradece que de vez en cuando alguien aparezca con una reseña bajo el brazo hecha, aparte de con todo el cariño del mundo, por voluntad y sin que yo lo haya pedido. Pero, pese a todo, la independencia tiene algo que engancha, no sé si es que somos desconfiados por naturaleza y no nos fiamos demasiado de nadie o qué es, pero en cuanto hemos delegado ciertas funciones en otras personas, y más que en personas, en organismo oficiales, todo empieza a salir regular. Y como me parece una chorrada delegar en otro lo que puedo hacer yo mismo pues lo hago y punto. No se me caen los anillos por poner carteles de una presentación, por ejemplo. Sobre todo si quien debe ponerlos no lo hace, aun cuando te ha asegurado que lo haría. Entre mi chica y yo lo hacemos todo, o casi todo, y de momento no nos va mal.

Te cuento algo un poco especial que hemos hecho y que queremos seguir haciendo. Aprovechando eso de “novela negra a ritmo de rock” podemos permitirnos hacer un par de presentaciones en cada sitio al que vamos: una formal, en casas de cultura, museos, o donde sea, con todo el mundo sentado y tranquilo; y otra en bares, con la música que forma parte de las novelas, interpretando esas canciones, recitando las letras después de haberlas traducido y adaptado, haciendo lecturas de los libros, etcétera, etcétera. Muy divertido y original, creo yo, también por lo que me han comentado después. Lo llamamos “presentación-rock” y ojalá podamos seguir haciéndolas donde nos dejen. Mira, por ejemplo, en este caso, sí que contamos con ayuda de más gente, y encantados, porque la primera experiencia, por ajustes y mejoras que hubiese que hacerle, salió bastante bien y todo el mundo sentenció que le había gustado mucho. Claro que normalmente suelen ser personas estupendas de las que nos fiamos mucho, y que no te van a dejar tirado ni te van a decepcionar a la primera de cambio. Es de agradecer, en estos tiempos que corren.

También es que desde que estoy inmerso en esto, parece que no pueden convivir los grises, todo es negro o blanco: o no me lee nadie o gusto mucho a los pocos que me leen. Claro que también es posible que alguien me lea y no me comente nada al respecto. Suelo recurrir a regalar mis obras en formato digital a menudo gracias, y ahí las descargas son muy numerosas. Mala suerte sería que de 200 descargas nadie me leyese, aunque todo puede ocurrir, claro. Pero en cuanto a ventas, ha sido todo muy discreto. De un tiempo para acá bastante mejor, vendiendo varias cada semana, lo cual es todo un logro, porque hasta hace bien poco podía pasarme un mes sin vender nada.

un lobo como yo

 

 

7.- Jesús el mundo que vivimos cada vez mas digital permite que seamos parte de una nueva generación de escritores, la Generación Kindle que tiene como pionera  a la Internacional Amazon ¿Que nos puedes decir de esta universal forma de llegar a los demás?

– La verdad es que cuando descubrí que existía algo llamado Amazon que permitía la opción de autopublicar, se abrió el cielo ante mí, no me lo pensé dos veces. Bueno, todavía tardaría en lanzarme a la piscina, pero tuve claro que lo iba a hacer, tardase más o menos. Es la democratización de la escritura, para bien y para mal, aunque yo me quedo sólo con la parte buena, con la que permite que alguien con toda la ilusión del mundo publique sus escritos, se vendan después o no. Imagina cuánta gente válida se puede quedar fuera del mundo literario por la mala suerte o la mala gestión de según que editoriales, porque no encaja en el catálogo, porque su estilo no es lo que se busca, o peor, lo que se lleva. Es dramático. Tal vez me equivoque por completo, pero a veces pienso que si en lugar de autopublicarme, hubiese tirado por la calle de las editoriales, a día de hoy todavía estaría esperando respuesta. Si es que no me había arrebatado la ilusión de raíz… Me pudo la impaciencia, y aunque no me gano la vida con esto, prefiero obtener resultados que estar esperando algo que ni siquiera sé si va a acabar llegando.

Kindle es una ventana enorme que enlaza gente de todo el mundo, autores y lectores, ofreciendo literatura notable a precios módicos, a veces de risa, muchas veces superior a la que contienen libros que cuestan el triple. Empecé ahí, ahí sigo y seguiré hasta que pueda, aunque me fuese mucho mejor y alguna editorial se fijase en mí. Es un mercado que, si te va bien, puede ser un filón, en especial de lectores, algo para tener en cuenta, que no obstante, muchas editoriales clásicas parece que se empeñan en no ver o admitir, poniéndole precios de libros de papel a los ebooks, algo que me parece un desacierto, la verdad.

 

 

8.- Mas que ser un BestSeller o un laureado escritor ¿Cual es el objetivo primigenio de un escritor o cual debería ser?

– Retratar lo que sucede a su alrededor, por sórdido o aburrido que sea, por adornado o cambiado que esté el mundo a la hora de describirlo en el papel, el objetivo debería ser siempre contar lo que le inspira el lugar que ocupa, cómo reacciona su ser ante ese espacio y ante todo lo que le acontece, directa o indirectamente.

En mi caso, ahora ya trato de desligarme un poco de lo que cuento, pero siempre hay mucho de mí en las historias que escribo; tengo imaginación, pero prefiero emplearla en moldear una parte de una realidad ya existente antes que forjarla desde cero, eso me parece muy complicado. He escrito sobre la peor etapa de mi vida, sobre cómo afecta tomar la decisión incorrecta, sobre la amistad, sobre la paternidad, y muchos de los protagonistas de esas historias llevan, como poco, un par de rasgos míos. No lo puedo evitar, aunque sea agotador, más para una persona tímida como es mi caso.

Yo no aspiro a llegar a ser un escritor laureado. Y puede parecer que lo digo con la boca pequeña, pero es así. Obviamente, si el reconocimiento llegase tampoco voy a renunciar a él, y menos cuando siempre provengo de una familia muy humilde que sigue siendo humilde y que lo será siempre, pero no busco ni fama ni riqueza. El mayor reconocimiento supondría que me leyesen, que gustase lo que escribo, que fidelizase lectores y que hicieses pensar a quien me lee. Y toda la riqueza que busco es la que me permita dedicarme por completo a escribir sin tener que compaginarlo con otros trabajos, poder vivir tranquilo, desahogado sin entrar en lujos, aunque ése sería mi mayor lujo: avanzar siendo escritor. Es el sueño de mi vida, aunque a mi edad eso quizá suene un tanto trasnochado. El mejor premio sería poder vivir de esto y mantenerme ahí, ésa es la verdad, seguir escribiendo porque me leen. Y porque me sigue acompañando la imaginación y la inspiración, claro.

 

 

9.- ¿Que consideras ilegal de hacer en la red, en estos tiempos donde hay también mucha violencia virtual?

– Voy a contar algo que descubrí hace poco. No es que lo considere violento, pero sí que resulta complicado de asimilar. Descubrí que mis novelas estaban siendo pirateadas en una página de internet, gratis, aparentemente con pocas visitas, vamos, que no parecía que hubiesen sido muy descargadas ni nada de eso. Pero me dejó un extraño sabor de boca y de inmediato me fui a Twitter a decir que quien quisiera una de mis novelas que me la pidiese, que las regalaba sin ningún problemas. Naturalmente, nadie me reclamó ninguna. Me sorprendió mucho que alguien se tomase tantas molestias, cuando, de hecho, yo que hago todo lo que conlleva ser un autor independiente, recurro a KDP Select, esa opción que tiene Amazon, para regalarlas cada cierto tiempo, un par de días al mes todos los meses, algo que me ayuda a ganar visibilidad, lectores y ventas, todo hay que decirlo. Vamos, que si alguien no quiere pagar los 2 euros que cuesta la más cara, con un poco de paciencia puede hacerse con ellas porque yo mismo las regalo con frecuencia, al igual que procuro hacer todo lo que puedo por venderlas. No sé, fue una sensación rara, ya te digo, como si no acabase de comprender para qué tantas molestias, si esas novelas normalmente a precio de risa, las puedes conseguir gratis fácilmente, gracias a su propio autor, que es lo que más me sorprende.

Es un tema peliagudo el de la piratería, porque en mi caso, y en el caso de tantos y tantos otros autores, estamos ante algo que seguramente no te afecte demasiado, y puede que hasta te acabe beneficiando a la larga, pero claro, cuando estamos hablando de vender 15 novelas al mes, que te pirateen… Es que cuesta entenderlo. Si estuviésemos hablando de millones de ventas, así como de millones de ganancias, de algún autor de prestigio, sea del ámbito artístico que sea, pues dices, bueno, pues ya está, en lugar de comprarse dos mansiones que se compre sólo una, aunque pensar eso sea un poco injusto, si se ha ganado dos mansiones  pues se las ha ganado y ya está, yo qué sé. Pero el caso es que la cosa cambia por completo cuando te toca a ti, más que nada porque estamos hablando de tener que tomarte una cerveza porque no te llega para dos. Creo que la cosa cambia y mucho, te molesta porque piensas que los cuatro duros que ganas pueden verse reducidos a dos y medio. Pero ya te digo que tampoco me dio la impresión de que en esa página hubiese mucho movimiento. Además, agradezco a quien sea que las ha comprado todas para colgarlas ahí. Es uno de mis lectores (o compradores) más fieles, la verdad sea dicha.

Insisto, todo esto es una divagación más que una opinión fundada, no sé muy bien ni cómo sentirme ni qué pensar, y siempre espero, deseo y confío en que sea para bien, es decir, para llegar a más gente, más lejos y, en definitiva, para que me lean. Si hay algo que no soporto de los que descargan de forma masiva es lo de acumular por acumular, para no darle uso.

Escritor Jesús Carnerero

 

 

10.-  El lema de PeruMira es Orienta-Informa y Educa ¿Cuál es el lema de Jesús?

– Hagas lo que hagas, hazlo con el alma, desde las tripas, hazlo de verdad, porque lo sientes y porque no puedes evitar hacerlo, porque tienes que hacerlo. Basado en un poema de Bukowski, uno de mis escritores favoritos.

 

 

11.- ¿Que te motiva y por qué estas agradecido cada día?

– Me motiva mejorar, progresar, avanzar, lograr hacerme un hueco en lo que más me gusta y en lo que considero que mejor se me da. Quiero vivir con mi pareja, que nos vaya bien, vivir un poco mejor que nuestros padres, tener hijos, ser felices, hacer algo que nos haga felices porque sé que hay posibilidades, porque hay talento, a pesar de que la situación del lugar donde vivimos en ocasiones es tremendamente cruel e injusta. Me motiva haber regresado a mi tierra, a mi pueblo, y estar conociendo a gente maravillosa, con talento, muy válida, muy motivada a su vez, con la que se puede contar para todo; ellos son los que hacen que no quiera irme de nuevo, que quiera trabajar aquí, labrarme una hueco aquí, trabajando con ellos, codo a codo. Son un verdadero apoyo, uno que me ha sorprendido y que ha venido a ocupar el hueco de los que deberían haber apoyado por su condición de amigos o familia y que, no obstante, han preferido no hacerlo.

Y estoy agradecido por tener la mente lo suficientemente abierta como para que me duelan las caídas y las decepciones, pero al mismo tiempo sepa sacarle partido para levantarme y continuar, por tener los ojos y el corazón abiertos de par en par, como ya he dicho antes. Y también porque no me falte la inspiración.

 

 

12.-  ¿Que les dirías al lector que en estos momentos lee la entrevista y gusta de escribir pero no se atreve a dar ese paso?

– Que escriba, que escriba y que escriba. Y que lea, lea y lea. Si lo cumple, llegará un momento en el que, sin darse cuenta, necesitará escribir y leer como comer o beber, que no podrá pasar sin ello. Luego viene el momento de publicar, pero eso también se ha facilitado mucho gracias a multitud de plataformas, así que eso tampoco debería suponer un contratiempo. Y en cualquier caso, aquí estoy para ayudarles en lo que pueda. Si nadie me hubiese ayudado a mí, no estaría aquí hoy.

 

 

13.- Por último, Jesús, un saludo a tus compatriotas, y a tus lectores de Perú.

– Un fuerte abrazo a todo el que haya dedicado tiempo a leer la entrevista, ya sea en España o al otro lado del Atlántico, y en especial un afectuoso saludo para los lectores de Perú. Ojalá mis obras os lleguen, y después vuestras noticias me lleguen a mí. Abrazos a todos.

¡Gracias por la entrevista y gracias por leer!

 

 

**Muchas gracias Jesús por brindarnos la entrevista para Perú y te deseamos el mayor de los éxitos en esta pasión que tiene un largo de prueba pero mucho de satisfacciones. Un fuerte abrazo.

 

 

Podemos encontrar a Jesús Carnerero en :

amazon Jesús Carnerero

icono_facebook Jesús Carnerero

twitter Jesús Carnerero

 

 

 

Entrevista realizada por Jaime William Mostacero Baca a Jesús Carnerero – España
Contacto realizado vía : Correo electrónico – Twitter
Entrevista autorizada por escrito vía intercambio de correo electrónico : Jesús Carnerero – Perumira – Jaime William
Derechos Reservados a nombre de Jesús Carnerero – Perumira – Jaime William

Booking.com

11 Comments

  1. Isabel
  2. Sandrusky Valencia
  3. Karen
  4. Ori